La IILA es una Organización Internacional que nació en 1966 por voluntad del Gobierno italiano de entonces para fortalecer el diálogo y la colaboración mutua entre Italia y los 20 países de América Latina: en definitiva, para conocernos mejor, para cultivar la incuestionable amistad que nos une y para afrontar juntos los retos del futuro.

Para mí, que soy diplomática de carrera desde hace 35 años, es un honor y un placer poner mi experiencia y mi conocimiento – tanto de la Región como de mi país, Italia – al servicio de todos los países miembros, haciendo frente al desafio que supone pasar de la dimensión bilateral a la dimensión multilateral, algo totalmente acorde con las exigencias de este momento peculiar que estamos viviendo.

El clima de diálogo que se respira en nuestra Organización se puede ver como una pequeña pero significativa aportación a la propia estabilidad de la Región, un bien valioso e imprescindible sobre todo ahora, en este contexto de pandemia en el que cada día nos decimos a nosotros mismos que saldremos de esta sólo si nos mantenemos unidos. En cuanto a la colaboración mutua, quiero destacar que los proyectos de cooperación que llevamos adelante en la región, tanto con recursos de la cooperación italiana como a través de la ejecución de programas financiados por la UE, siempre responden a exigencias manifestadas por los gobiernos locales, con quienes tenemos una relación muy fluida a través de los embajadores que les representan ante nuestra Organizacón. Este carácter de institución intergubernamental, que otros Organismos birregionales no ostentan, representa un importante valor añadido para la IILA.

En un año tan difícil y atípico como ha sido el 2020 y como es este 2021, en ningún momento la IILA ha interrumpido ni disminuido su actividad, sino todo lo contrario: logramos llevar a término un programa de trabajo concreto y compartido, que ha permitido alcanzar resultados significativos, apreciados por todos los miembros, y que ofrece una base aún más sólida a las relaciones entre Italia, Europa y América Latina.

Una modalidad de trabajo inédita – el formato remoto – nos ha permitido compartir experiencias para afrontar las nuevas emergencias: la lucha contra el Covid-19, las dramáticas consecuencias sociales y económicas de la pandemia, los retos del cambio climático y de la digitalización. Hemos organizado una nutrida agenda de encuentros virtuales entre autoridades y expertos italianos y latinoamericanos, para intercambiar buenas prácticas y para capacitar a trabajadores de áreas específicas, empresarios, investigadores y estudiantes, siendo el área de la capacitación una de las más tradicionales de nuestro trabajo.

Tampoco han faltado eventos culturales, tanto online como presenciales, y les invito a realizar un recorrido virtual por la exposición sobre el Qhapac Ñan, el camino de los Incas, que permanecerá abierta hasta el 22 de agosto en el Museo delle Civiltà (Museo de las Civilizaciones) en Roma.

Los proyectos de cooperación los hemos reformulados para adaptarlos a las nuevas exigencias y hemos lanzado otros que responden a las necesidades de nuestro tiempo: impulso a la transformación sostenible sobre todo en las ciudades, desarrollo económico y cohesión social, empoderamiento de las mujeres, digitalización e innovación de las Pymes, en particular las agrícolas, colaboración con instituciones sanitarias italianas. Otro avance positivo podemos verlo en los programas financiados por la UE en la región y ejecutados por la IILA: EUROsociAL, EL PAcCTO, EUROFRONT, COPOLAD.

Casi todos los proyectos y las iniciativas de la IILA están orientados al cumplimiento de los ODS: nuestro compromiso con el medio ambiente es un hecho que ha quedado muy patente y validado a través del fortalecimiento del proyecto “ciudades verdes”, cuyo objetivo es intensificar la “alianza” entre Italia y AL para hacer frente al reto de la creciente urbanización, y a través de las iniciativas de apoyo a la innovación tecnológica de los sistemas económicos y productivos (agricultura de precisión) de los países miembros, para producir mejor y respetando el medio ambiente.

Nuestra actividad, sobre todo la de este año, forma parte, además, de un recorrido, de un camino, que el 25 y 26 de octubre culminará en la X Conferencia Italia-América Latina y el Caribe, organizada de forma conjunta por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Italia y la IILA. Y aquí creo que es oportuno explicar el papel que juega la IILA en la organizacion de las Conferencias bienales que vienen celebrándose desde 2003. Nuestra Organización ha colaborado desde el primer momento en varias vertientes: desde la logística (a veces extremadamente compleja) hasta la elección de los contenidos, la interlocución directa con los protagonistas latinoamericanos y la organización de los eventos preparatorios, pasando por la redacción de la muy nutrida agenda de trabajo, que es lo que garantiza que entre una Conferencia y la siguiente se dé curso a las decisiones tomadas en la última edición. Es decir: un calendario plagado de eventos, de proyectos y de iniciativas mediantes las cuales las relaciones de América Latina con Italia y Europa cobran vida y se fijan en una forma tangible.

Esta importante edición, que coincide con la desescalada post-pandemia en gran parte del mundo, ofrecerá la oportunidad de tratar juntos los temas de la Presidencia de Italia en el G20, People, Planet y Prosperity, en el marco de las relaciones entre Italia y los países de la región, para que esta fase de recuperación marque una nueva normalidad, más justa, más sostenible y más resiliente. Este año por primera vez hemos invitado a la Conferencia al Alto Representante de Política Exterior de la UE y a algunos países europeos, lo que subraya la relevancia de la dimensión europea.

Una ocasión única, esta X Conferencia, para nuestros países miembros, que están aprendiendo juntos a convertir esta repentina tragedia en una oportunidad para mirar con confianza a los nuevos desafíos.

Nuestro deseo es seguir avanzando para cumplir el compromiso de unir Italia y Europa con Latinoamérica, aprovechando cada posibilidad de cooperación en beneficio de todos los ciudadanos. Continuaremos con mucho gusto colaborando con la Fundación EU-LAC para aportar nuevas ideas e iniciativas, a fin de seguir fortaleciendo la relación birregional.

Para solicitudes de prensa por favor contacte a: press@eulacfoundation.org