Espacios de Diálogo y Cooperación Productiva: el rol de las PyMEs

El presente documento es el resultado del esfuerzo conjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y de la Fundación EU-LAC por avanzar en la comprensión de la importancia de las PyMEs para el cambio estructural y el desarrollo, y de su rol en las posibilidades de innovar e insertarse en cadenas de valor productivas. Esta publicación ha sido elaborada en el marco de la Segunda Cumbre UE-CELAC, que se realizará en Bruselas los días 10 y 11 de junio de 2015, con la aspiración de servir como insumo para los debates e intercambios que en ella tendrán lugar y ayudar así a identificar espacios de trabajo comunes entre los gobiernos y entre los sectores productivos de ambas regiones.

Si bien durante la última década los países de América Latina y el Caribe han experimentado un período de rápido crecimiento y mejora de sus niveles de desarrollo, aún subsisten importantes retos a la hora de incrementar sus magros niveles de productividad. Si no se realizan progresos en ese ámbito, no será posible avanzar hacia actividades más intensivas en conocimiento en las cadenas de valor, ni hacia la diversificación productiva y la creación de empleos de calidad, con más altos salarios y una mayor demanda de capital humano. Estos son algunos de los desafíos que enfrentan tanto los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) como los de la Unión Europea y que se vislumbran aún como más preocupantes, sobre todo a la luz de la nueva normalidad que se proyecta para los próximos años, es decir, una situación internacional con menores tasas de crecimiento y mayores restricciones externas y fiscales.

No será posible consolidar y avanzar en los logros que América Latina y el Caribe conquistó en los últimos años —tasas de crecimiento más elevadas con reducción de la desigualad y la pobreza— sino se consigue transformar la estructura productiva. En este proceso es fundamental incluir a las pymes, incorporarlas al proceso de aprendizaje, producción y exportación, y reducir las brechas tecnológicas y de financiamiento que limitan sus posibilidades de crecimiento. En el presente libro se discuten los principales obstáculos que enfrentan estas empresas en los siguientes ámbitos: capital humano, financiamiento, capacidades de innovación, entorno institucional y ambiente de negocios, articulación productiva y acceso a cadenas globales de valor. Superar estas barreras requiere ingentes esfuerzos de política pública, tanto más urgentes cuanto más rápido se mueve la frontera tecnológica y más complejo se vuelve el desafío de la competitividad internacional.

A través del examen de los elementos mencionados y de la óptica comparada con la experiencia vivida por los países de la Unión Europea, se intenta identificar los espacios y líneas de cooperación que se deberán impulsar en ambas regiones.