Elegir Idioma:

Quiénes somos

Creada en Mayo de 2010 por la VI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, la Fundación Unión Europea-América Latina y el Caribe (Fundación EU-LAC) inició sus actividades en noviembre de 2011.
 


La sede de la Fundación EU-LAC se encuentra en la ciudad de Hamburgo, Alemania. La Fundación tiene 62 miembros: los 33 Estados de América Latina y el Caribe, los 28 miembros de la Unión Europea, así como las instituciones de la Unión Europea.
 

El objetivo de la Fundación es transformar la asociación estratégica entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe, que fue emprendida en 1999, en una realidad vigorizada y visible que cuente con la participación activa de las respectivas sociedades.

 

Misión

Vincular el proceso intergubernamental con los sectores empresariales, académicos, sociales y, de manera amplia y general, con la sociedad civil de ambas regiones.

Promover el desarrollo de una visión global conjunta y dinámica y una estrategia compartida en ambas regiones.

Dinamizar la asociación estratégica birregional a través de dar impulsos para la formulación e implementación de políticas y agendas.

Difundir conocimiento con el objetivo de mejorar el entendimiento mutuo y la visibilidad de ambas regiones, así como de la asociación birregional.

 

Visión
 


Aspiramos a que la asociación económica y socio-cultural entre los países de la Unión Europea, América Latina y el Caribe alcance un dinamismo sostenido, apoyado en el logro de beneficios recíprocos.
 Alcanzar esos beneficios exige que las sociedades de ambas regiones reconozcan que no sólo las une la necesidad de atender su intereses sino un conjunto de valores comunes. Estos incluyen, entre otros:

La democracia y el Estado de derecho

El respeto a la dignidad y los derechos de la persona

La tolerancia

Sociedades inclusivas y cohesivas

Ese dinamismo sostenido permitirá aprovechar plenamente el potencial de la relación tanto en el ámbito birregional como global, haciendo de la asociación estratégica una realidad en la que el diálogo entre ambas regiones y sus integrantes sea amplio, regular y fluido.